El pez más grande del mundo entra en escena en este análisis marino. Además, se calcula que tiene una antigüedad de sesenta millones de años. A continuación, se desglosarán todas las características físicas y el comportamiento de este animal en su hábitat natural.

Tiburón ballena

De acuerdo con el estudio de los tiburones, las características del tiburón ballena comprenden los siguientes aspectos:

Descripción del Tiburón ballena

Recibe el nombre científico de Rhincodon Typus. Otros nombres con el que se conoce a este enorme espécimen son: pez dominó, pez dama o damero.

Un dato curioso de este animal es que se le venera en la religión propia de Vietnam. Allí se le trata como una deidad y se le confiere el nombre de Can Ong, es decir, Señor Pez.

Tiburón ballena

Origen del Tiburón Ballena

Fue en 1828 cuando fue capturado el primer ejemplar del tiburón en Table Bay en Sudafrica. Con un tamaño de 4,5 metros, fue vendido por un precio de 6£. Más tarde, en 1849, se estableció una descripción donde se le daba el nombre de tiburón ballena en honor al gran tamaño que poseía.

Taxonomía del Tiburón Ballena

Pasemos a describir la taxonomía del tiburón ballena:

  • Reino: Animalia

  • Filo: Chordata

  • Subfilo: Vertebrado

  • Clase: Chondrichthyes

  • Subclase: Elasmobranchii

  • Superorden: Selachimorpha

  • Orden: Orectolobiformes

  • Familia: Rhincodontidae

  • Género: Rhincondon

  • Especie: Rhincodon Typus

Características del Tiburón Ballena

Tiene un color grisáceo en la parte superior, mientras que en la zona de abajo es blanco. Además, presenta manchas circulares y franjas blancas tanto horizontales como verticales. De ahí que reciba apodos alusivos a juegos de mesa. Sin mencionar que el patrón es único, por lo que es muy fácil distinguirlas e identificarlas a la hora de estudiar a la especie.

Tiene un cuerpo bastante robusto y con piel gruesa. Además, su cabeza tiene una forma ancha y aplastada. A cada lado se encuentran sus ojos que son pequeños si de proporción hablamos. Por último, su boca es tan grande que puede llegar a medir metro y medio en su anchura, donde se alojan filas de pequeños dientes para ser un espécimen tan enorme.

Ubicación del Tiburón Ballena

El tiburón ballena se encuentra principalmente en mares cálidos y océanos. Aunque algunos ejemplares han sido vistos en las frías costas de New York. Además, se tiene la hipótesis de que migran, ya que han sido vistos en Honduras, Australia Occidental, Filipinas, México y California.

Alimentación del Tiburón Ballena

A pesar de su gran tamaño, no es un animal agresivo. Es más, su alimentación consiste en filtrar todo lo que pase por enfrente. Entonces, es posible que coma fitoplancton, macro algas, necton, crustáceos, kril, cangrejos y calamares. También se han visto comiendo sardinas, caballas, anchovetas y atunes.

Es interesante que aunque tiene enormes dientes, estos no funcionan mucho a la hora de comer. De manera que el tiburón succiona agua y con ella las presas. Una vez cerrada su boca expulsa el agua por sus peines branquiales.

Tamaño del Tiburón Ballena

La enormidad de este animal es su característica más resaltante. Por ejemplo, en 1947 se capturó uno de estos tiburones que media casi 13 metros y pesaba unas 21 toneladas. No obstante, algunas hipótesis han establecido una longitud de 18 metros, aunque no haya prueba alguna de este hecho.

Por otra parte, en 1868, Edwar Perceval Wright de profesión botánico, aseguró haber visto una manada de tiburones ballena en las islas Seychelles. En esa ocasión, el irlandés afirmó que los ejemplares vistos tenían una longitud de entre 15 y 21 metros.

Más tarde, en 1925 Hugh McCormick Smith escribió que en 1919 quedo atrapado en una red pesquera de bambú un tiburón enorme de unos 17 metros de largo, con un peso de 37 toneladas. Otra leyenda marina fue la de Maurguani que golpeó con su barco a un tiburón ballena y logro medirlo mientras este se encontraba estancado, según medía 16,8 metros.

Amenazas del Tiburón Ballena

Al ser el pez más grande, no es presa de otros animales. No obstante, es bastante codiciado en la industria pesquera. Aunque no se conoce con exactitud cuántos tiburones hay de esta especie la UICN los ha catalogado como una en peligro de extinción.

Lastimosamente, el pez no ha sido valorado como debería ser. En los países asiáticos están siendo explotados como medio de entretenimiento. Además, son codiciados por su sabor y la textura de su piel a la hora de presentarlos en el arte culinario.