Los tiburones se caracterizan por ser exitosos depredadores del océano. Por eso, muchas personas tienen curiosidad sobre sus habilidades para detectar a sus presas y luego atacarlas. El tiburón es un experto cazador y usa todo lo que está a su alcance para atrapar a sus presas.

Los fascinantes sentidos del tiburón

Los tiburones gozan de una variedad de sentidos perfectamente desarrollados que les permiten detectar a sus presas. Son animales muy capacitados y se consideran expertos en la caza de distintas presas para su alimentación. Por mucho tiempo, los seres humanos se han esforzado por comprender mejor la manera en la que los tiburones usan sus sentidos.

Todos esos sentidos les permiten a los tiburones desenvolverse exitosamente en las profundas aguas de los océanos. A diferencia de los seres humanos, los tiburones no solo cuentan con los típicos sentidos del olfato, el oído y la vista. Además de eso, cuentan con otros sentidos que reciben nombres especiales como Ampolla de Lorenzini  o sentido de línea lateral.

Dichos sentidos hacen que el tiburón sea muy temido o admirado por los seres humanos. Gracias a todos los sentidos que tiene, el tiburón puede sobrevivir y triunfar en su hábitat natural. Por eso, no es de extrañar que muchas personas consideren que el tiburón es el rey de los océanos.

Sentido del olfato

Diversos estudios realizados por expertos, indican que el olfato es el sentido más poderoso que tienen los tiburones. Es cierto que algunas especies de tiburones son capaces de detectar hasta la más mínima gota de sangre en el océano. Sin embargo, muchas investigaciones desmienten el hecho de que el tiburón sea un despiadado asesino.

Como la gran mayoría de los animales, los tiburones solo cazan para sobrevivir. Por esa razón, un tiburón solo ataca cuando se siente amenazado o tiene hambre. La sangre les demuestra a los tiburones que hay una presa fácil de conseguir. Sin embargo, los tiburones no se molestan en buscar de donde proviene la sangre que han detectado a menos que sientan hambre.

El sentido del olfato que tienen los tiburones resulta verdaderamente sorprendente para muchas personas.

Sentido del oído

Otros estudios dedicados a los tiburones demuestran que también son capaces de escuchar. Muchas de las especies de tiburones que existen pueden oír a su presa sin importar que esté a kilómetros de distancia.

Los sonidos pueden ser de una frecuencia muy baja pero de igual forma los tiburones pueden oírlos. Sin embargo, el sentido del oído no es uno de los más destacados sentidos con los que cuentan esos depredadores.

Sentido de la vista

Los tiburones pueden ver tanto en la claridad del día como en la oscuridad de la noche. A pesar de eso, los tiburones no son muy buenos distinguiendo formas. Por esa razón, es muy común que los tiburones confundan a las personas con presas que sí son parte de su dieta. Se cree que los tiburones pueden ver sin importar el agua en la que se encuentren, ya sea turbia o clara.

Sin embargo, es destacable el hecho de que los tiburones no poseen la capacidad de visualizar o distinguir bien. Por otra parte, algunas especies específicas de tiburones cuentan con protección para sus ojos. Dicha protección la utilizan cuando están en pleno ataque a la presa o al sentirse ellos atacados.

Sentido de línea lateral y de ampolla de Lorenzini

Estos sentidos son especialmente característicos de los tiburones. El sistema o sentido de línea lateral es el que los tiburones usan principalmente para detectar a sus presas. Dicho sentido permite que el tiburón sea capaz de percibir las vibraciones que hay en el agua donde habita.

Además de servir para detectar presas, el sentido de línea lateral permite que los tiburones puedan saber si hay otros escualos. Por otro lado, el sentido de ampolla de Lorenzini hace posible que los tiburones sientan la carga de electricidad que emiten sus presas.

El sentido de ampolla de Lorenzini supone una significativa ventaja para el tiburón. Ese sentido no solo hace posible que al tiburón le sea más fácil detectar a sus presas. También, hace que los tiburones naveguen sin mucho esfuerzo. Sin duda, todos los sentidos del tiburón hacen que sea capaz de detectar a sus presas y cazarlas de la mejor manera.