Muchas personas tienen curiosidad sobre la vida de los tiburones. Lo cierto es que son escualos asombrosos y muy interesantes que viven en  los océanos de todo el mundo. De hecho, una de las dudas más comunes referentes a esas criaturas es “¿cómo nacen los tiburones?”

Cómo nacen los tiburones según los diferentes procesos

Los procesos de reproducción varían considerablemente de un animal a otro. La respuesta a la pregunta “¿cómo nacen los tiburones?” varía de una especie a otra. Existen más de 400 especies de tiburones que se conocen en las aguas de los océanos. Los procesos de apareamiento y los procesos de gestación dependen de la especie de tiburón.

De manera general, se conocen tres procesos que explican cómo nacen los tiburones. Existe el proceso vivíparo, el ovovivíparo y el ovíparo. Los procesos de gestación y reproducción de los tiburones suponen una desventaja para ellos. De hecho, se cree que la lentitud de dichos procesos influye negativamente en la conservación de los tiburones.

Los tiburones tardan mucho en procrear y un claro ejemplo de ello es el tiburón Mielga. El proceso de gestación de dicho tiburón puede alcanzar hasta los 2 años. La caza constante de tiburones por parte del ser humano y su lenta procreación ha hecho que estén en peligro de extinción.

El proceso vivíparo

Los tiburones vivíparos son aquellos que dan a luz, algo semejante al proceso por el que pasan los mamíferos. Los tiburones hembras son capaces de formar placenta para nutrir al embrión que se encuentra dentro de ellas. De esa forma, la cría puede estar bien alimentada y nacer sanamente.

Las especies de tiburones más grandes son vivíparos. Por ejemplo, los conocidos tiburones martillos y los tiburones azules nacen gracias al proceso vivíparo. El proceso vivíparo se da en un 30% de las especies de tiburones. Resulta realmente fascinante saber cómo nacen los tiburones.

El proceso ovovivíparo

Se puede decir que el proceso ovovivíparo es una combinación de los procesos que realizan los tiburones vivíparos y los ovíparos. Se considera que el proceso ovovivíparo es la forma más segura en la que nacen los tiburones. En dicho proceso, se da la eclosión del huevo en el vientre de la madre.

El huevo que contiene a la cría posee los nutrientes que necesita para alimentarse, por eso no es necesaria la placenta. Los huevos presentan un gran tamaño y cuentan con protección al estar dentro del tiburón hembra.

Sin embargo, la zoofagia es una gran desventaja presente en los tiburones ovovivíparos. Al consumir todos los nutrientes del huevo, los tiburones se comen a otros huevos con la intención de sobrevivir. Eso sucede en el caso de los tiburones toro, que puede tener muchos huevos en su útero pero tiene pocas crías.

El proceso ovíparo

Los tiburones hembras ovíparas son aquellas que paren huevos en los fondos del océano. Dentro de dichos huevos están los tiburones que nacerán. Los huevos de tiburones pueden parecer vulnerables, ya que son abandonados por sus madres. Sin embargo, los huevos de tiburones tienen una capa que los protege de criaturas marítimas que deseen atacarlos.

Muchos expertos consideran que el proceso ovíparo representa una ventaja para la conservación de los tiburones. El proceso ovíparo es una de las respuestas a la interrogante de cómo nacen los tiburones. De hecho, es el proceso del cual resulta la mayor cantidad de tiburones bebés.

Los procesos de gestación pueden durar diferentes períodos de tiempo. Algunas de las especies de tiburones ovíparos son el tiburón alfombra y el tiburón pintarroja.

Cómo nacen los tiburones: la intrigante reproducción asexual

Se conocen diversos procesos que explican eficazmente cómo nacen los tiburones. Sin embargo, en el mundo de los tiburones existe un tipo de reproducción que es verdaderamente sorprendente. Ese es el caso de la reproducción asexual que puede presentarse en algunas especies de tiburones.

Generalmente, la procreación de los tiburones involucra a un tiburón macho y a una hembra. Sin embargo, se han hallado casos que constituyen una excepción a esa regla. En cautiverio, algunas hembras son capaces de quedar embarazadas sin haberse apareado con un macho. La reproducción asexual es una intrigante forma de reproducción que puede darse en algunos tiburones.