Los tiburones son increíbles criaturas que se someten a estudios profundos con la finalidad de conocerlos mejor. La observación constante de las distintas especies ha permitido que se determine de manera general el comportamiento de los tiburones.

El comportamiento de los tiburones según su especie

A diferencia de lo que muchas personas creen, los tiburones no solo presentan un comportamiento agresivo. En sus distintos hábitats, los tiburones reaccionan de diversas maneras al encontrarse ante variadas situaciones. Dichas reacciones determinan su comportamiento general.

Recientes estudios dedicados al análisis exhaustivo de estos escualos, ha llevado a que se piense que tienen personalidad. La personalidad no es una característica exclusiva de los seres humanos, tal parece ser que los tiburones también la tienen y eso define su comportamiento.

Por otra parte, la especie y la familia a la que pertenecen también influyen en el comportamiento de los tiburones. De esa forma, distintas especies presentan distintos comportamientos, todos son interesantes y, de algún modo, singulares.

El comportamiento de los tiburones

El comportamiento de los tiburones blanco

Se puede afirmar de manera asertiva que el tiburón blanco es el más conocido y el más temido por los seres humanos. Es un animal grande e imponente que se identifica como un audaz depredador y destaca notablemente del resto. Además, caza de manera solitaria y, para lograrlo, cuenta con una infinidad de sentidos perfectamente desarrollados.

Se dice que el tiburón blanco por naturaleza tiene un comportamiento agresivo. Es un animal con grandes capacidades de adaptación y resistencia ante los cambios de entorno que puede presentar. Además de ello, sus habilidades para moverse en el agua son únicas y maravillosas.

Por ejemplo, el tiburón blanco puede saltar a alturas sorprendentes fuera del agua con el fin de atrapar una presa. Por otra parte, tiene la capacidad de alcanzar muchos metros de profundidad acuática. Sin duda, es uno de los mejores depredadores aptamente preparados para atacar cuando se sientan amenazados o encuentren la presa correcta.

El comportamiento de los tiburones ballena

A diferencia del tiburón blanco, los tiburones ballena presentan un comportamiento bastante pacífico. Sus características físicas demuestran que no representan una amenaza para los seres humanos. Aunque presentan un gran tamaño que resulta intimidante, son muy dóciles y sus dientes son bastante pequeños.

El comportamiento de los tiburones ballena se establece de forma general. Eso ocurre ya que es muy difícil hacer un seguimiento constante de estas criaturas. Sin embargo, muchos buzos que han tenido la oportunidad de compartir con los tiburones ballena, describen de manera positiva su comportamiento.

Mencionan que algunos son tímidos y huye al hallarse en situaciones desconocidas. Por el contrario, están aquellos tiburones ballena que permiten que los acaricien y se comportan de manera juguetona. Son animales bastante solitarios e inofensivos, que demuestran que no todos los tiburones son peligrosos.

El comportamiento de los tiburones martillo

Puede resultar muy fácil distinguir a un tiburón martillo del resto de especies ya que sus características físicas son únicas. Por otro lado, el comportamiento de los tiburones martillo llama la atención de muchos científicos.

A diferencia de muchos tiburones, el tiburón martillo es una criatura sociable. Es decir, disfruta de estar en compañía de otros tiburones de su misma especie. Por esa razón, los tiburones martillo se reúnen para migrar o cazar.

Esta especie se comunica usando su cuerpo, es decir a través de los movimientos que realizan en el agua. Por ejemplo, nadan en bucles o sacuden la cabeza con el fin de transmitir una señal. Además, es importante destacar que los registros de actividad de los tiburones martillo, se presentan principalmente en la noche.

Beneficios de conocer el comportamiento de los tiburones

Conocer el comportamiento de los tiburones puede resultar de mucho provecho. Ese conocimiento es especialmente útil para las personas que desean bucear con ellos y compartir en su hábitat.

Saber qué tiburones presenta o no un comportamiento agresivo, puede facilitar la elección del lugar donde la persona buceará. De esa forma, se evitará el contacto con los tiburones que podrían representar un peligro para la vida humana.

Por otro lado, el conocimiento del comportamiento de los tiburones hará que los seres humanos lo valoren más. Con el estudio de los tiburones, es posible aprender cosas muy interesantes que resultan realmente sorprendentes.