Uno de los aspectos físicos de los tiburones que más llama al hombre su atención, es su poderosa dentadura. Además de intimidante, causa curiosidad que estos animales tengan tal diversidad en forma y aspecto de sus dientes. Veamos algunos detalles interesantes sobre estas piezas mortales.

Una dentadura fácilmente reemplazable

Aunque gran parte de los elasmobranquios, no usan estas piezas para su alimentación. De manera regular, los tiburones reemplazan sus dientes, cuando se dañan o se caen. Es conocido que consiguen tener a lo largo de su vida, aproximadamente desde 3.000 dientes hasta 20.000.

Una de las causas del por qué se reemplazan constantemente sus dientes, es que estos no poseen raíz. Por esta razón, se caen con mucha facilidad, lo que la naturaleza soluciona al instante.

Los dientes del tiburón

¿Cuántos dientes tienen los tiburones?

No se puede decir a ciencia cierta, pero el número de sus dientes va a depender de la clase de especie de tiburón evaluada. Además, la dieta influye en la cantidad de dientes que pueda tener en su maxilar un tiburón.

Por norma general, se puede decir que poseen entre 5 y 15 hileras de dientes, por cada una de las mandíbulas. Sin embargo, bajo estas filas, pueden crecer dos o más hileras que están preparadas para surgir cuando sea necesario.

Carcharodon carcharias

Nombre científico que se le atribuye al enorme tiburón blanco. Este tiburón contiene en su boca, unas tres mil piezas dentales de aproximadamente 7 centímetros. Algunos tienen forma triangular, y otros son puntiagudos. Cada semana se caen estas piezas bucales, y pronto son sustituidas por unas nuevas.

¿Cuál es la estructura de los dientes de tiburón?

Al observar con detalle las piezas dentales de estos animales acuáticos, es posible determinar ciertas características comunes. Por ejemplo, en la gran mayoría de las especies de tiburón, los dientes son afilados y con puntas agudas.

Cuando se trata de las especies más feroces de tiburones, sus dientes están hechos para destrozar. Por esta razón, los dientes de su maxilar superior son triangulares y más anchos que los del maxilar inferior. De ahí que la función de estos dientes superiores sea el desgarre de las presas del tiburón.

En el caso maravilloso del tiburón blanco, sus dientes son una especie de navajas. Poseen una curiosa forma de sierra en su filo.

¿Cuál es el tamaño de los dientes de los tiburones?

La medida de la longitud de un diente de tiburón, va a depender de cuál es la especie y de lo rudimentario de la misma.

Megalodón

En el caso del megalodón, una especie ya extinta de tiburón, fueron hallados unos dientes pertenecientes a este prehistórico animal. El ejemplar de diente de megalodón, midió 17,8cm. Se piensa que este tiburón pudo medir unos 15 metros de largo, más del doble del tamaño de un tiburón blanco actual.

¿Cuál es la función de los dientes de un tiburón?

Increíblemente, gran parte de las especies de tiburón no utilizan su poderosa dentadura para alimentarse. Cuando quieren atrapar a su víctima, se acercan rápidamente y la engullen en su boca.

Ahora bien, si la presa es pequeña, pueden asesinarla a presión al cerrar sus maxilares. Por otro lado, solo si el objetivo de su ataque es muy grande la hará pedazos con sus dientes. Claro está entonces que la principal función de estas piezas dentales es la caza de presas para alimentarse.

Los dientes de tiburón y sus aportaciones a la ciencia

Se ha realizado un estudio que ha comparado la estructura dental de un tiburón y de los humanos. La conclusión de este trabajo de investigación arrojó que ambos poseen una resistencia similar.

Del análisis de estos dientes, y las propiedades mecánicas, se concluye que existen minerales que podrían hacer más fuerte la dentadura humana. Y que los humanos, en cuanto a los componentes de la dentadura, no somos tan distintos de estos depredadores.

Captar los detalles científicos de la dentadura de un tiburón es una experiencia sublime al igual que peligrosa. Uno de los espectáculos de la naturaleza que más asombra, es ver cómo un tiburón puede abrir su boca cuando trata de alimentarse. Pero hay que tener cuidado de no ser la próxima víctima de estos maravillosos monstruos marinos.