Uno de los tiburones más extraños y jóvenes del mar es el objeto de estudio del presente artículo. El tiburón duende tan solo tiene unos 120 años de haber sido descubierto. Esto debido a la dificultad que hay para conseguirlo. Actualmente, es el único de su especie.

Tiburón duende: Más que un hocico

Tomando en consideración las rarezas que rondan al tiburón duende, a continuación se resumen sus características principales:

Descripción general del tiburón duende

A pesar de ser conocido como tiburón duende, el nombre real y científico de este espécimen marino es Mitsukurina owstoni. Es un elasmobranquio lamniforme perteneciente a la familia Mitsukurinidae.

Origen del tiburón duende

Fue visto por primera vez en la corriente de Kuroshio en 1898, donde recibió el nombre de tenguzame. Este término japonés viene a significar tiburón duende. También se ha dado a conocer la captura de otro ejemplar que estuvo en cautiverio una semana en la Universidad de Tokai. Lamentablemente, las condiciones no eran las apropiadas por lo que murió rápidamente.

Tiburón duende

Taxonomía del tiburón duende

Al estudiar las características físicas de este tiburón, se puede deducir la taxonomía a la que pertenece:

  • Reino: Animalia

  • Filo: Chordata

  • Clase: Chondrichthyes

  • Subclase: Elasmobranchii

  • Orden: Lamniformes

  • Familia: Mitsukurinidae

  • Género: Mitsukurina

  • Especie: Mitsukurina owstoni

Características generales del tiburón duende

La morfología del tiburón duende es bastante peculiar. Esto se debe a la prolongación que sobresale por encima de la boca. Además, sus mandíbulas son capaces de desplazarse hacia afuera cuando abre su boca. Sin mencionar el color exótico que posee la piel de este animal, siendo de una tonalidad rosada.

También se puede resaltar la forma alagada y comprimida de su cuerpo. Además, sus aletas dorsales distienden en tamaño de sus aletas pélvicas y la anal. Puesto que estas son bastante pequeñas en comparación a las segundas. Por tal motivo, se considera un tiburón lento en comparación con otras clases.

Ubicación del tiburón duende

Los lugares donde ha sido visto este tiburón son en el océano Atlántico, en su zona oriental y occidental. También en la zona occidental de los océanos Índico y Pacífico, en el caso de este ultimo en la extensión que va desde Australia hasta Japón. Aunque es muy raro, se ha dado a conocer la noticia de que en América hay algunos ejemplares del tiburón duende.

El hábitat de este tiburón se ubica a unos 1400 metros de profundidad. De ahí la dificultad de encontrarlos. Algunos exploradores aseguran haberlos visto en Guyana, Portugal, California, Surinam y Sudáfrica. Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que no sobreviven al cautiverio.

Alimentación del tiburón duende

La forma de alimentarse del tiburón tengu es muy peculiar. Debido a que viven en zonas donde hay poca luz, no es fácil ver a sus presas. Sin embargo, estos poseen órganos sensoriales capaces de detectar ondas eléctricas. De esa manera, localizan a sus presas y las cazan rápidamente.

El menú de este tiburón consiste principalmente en peces pequeños, crustáceos, pulpos y calamares. También comen peces dragón, gallinetas, cefalópodos, isópodos, y peces teleósteos.

A pesar de no ser rápido, el tiburón tiene la agilidad al momento de capturar a una presa. La razón es la habilidad que tienen sus mandíbulas de salir de la boca cuando están preparados para comer.

Tamaño del tiburón duende

En cuanto a este aspecto físico, el macho es más pequeño que la hembra. En consecuencia, mientras que el macho llega a medir 4 metros de longitud en la edad adulta, la hembra es capaz de alcanzar los 6 metros. El peso promedio de este tipo de tiburón son 210 kilogramos.

Amenazas del tiburón duende

La principal amenaza que tiene el tiburón duende es la pesca incidental. Debido a que su hocico singular es anhelado por coleccionistas, en las zonas de Japón se ha convertido en una de las principales razones por las cuales ha disminuido la cantidad de especies que habitan el lugar.

La peculiaridad del tiburón duende

Considerado un animal en peligro de extinción, el tiburón duende no es valorado adecuadamente. Las excentricidades de este tiburón lo convierten en un espécimen digno de admirar. Por lo tanto, se espera se creen campañas de conservación para uno de los tiburones más raros del planeta.