El tiburón es una de las criaturas que posee más admiración por parte de los seres humanos. Por esa razón, es entendible que existan en el mundo museos de tiburones o que haya secciones de museos dedicadas a ellos.

Tres de los mejores museos de tiburones en el mundo

Los tiburones destacan por su agilidad y fiereza, muchas personas quedan fascinadas ante su manera de actuar. Por eso, no es de extrañar que muchos individuos decidan aprender más sobre estas criaturas y maravillarse con sus destrezas. Con ese objetivo se han creado museos que tienen como finalidad instruir a las familias sobre estos increíbles depredadores.

Museos de tiburones en Brasil

En Brasil se encuentra un museo dedicado exclusivamente a los tiburones, más específicamente hablando, está en el archipiélago de Fernando de Noronha. La entrada al establecimiento es completamente gratis, lo que convierte a ese museo en una institución pública. Es un lugar modesto, no muy grande pero sin duda vale la pena visitarlo.

Las personas que han tenido la oportunidad de visitar el lugar, han dado muy buenas referencias acerca de él. Describen como el museo proporciona información útil y asertiva sobre los tiburones que se encuentran en la isla.

Además, mucha de esa información está dirigida a los niños. Por eso, el lenguaje es atrayente y fácil de entender, para que los niños puedan divertirse mientras aprenden.

En el museo se exhiben de manera llamativa algunas estructuras que pretenden ejemplificar los dientes de los tiburones. Por otro lado, las estructuras también desean mostrar la anatomía que pueden presentar esos escualos.

Los mayores museos dedicados a los tiburones

Museos de tiburones en México

Uno de los museos de tiburones más destacados de México es el que se encuentra en la capital de Baja California Sur. El museo como tal es denominado “museo de la ballena”. Sin embargo, cuenta con una exposición o una sección dedicada por completo a los tiburones. Para entrar a ese museo de tiburones y disfrutar de sus exhibiciones, es necesario pagar una entrada.

Las familias que se adentran en las instalaciones del museo de tiburones disfrutan de la experiencia y varios factores contribuyen en ello. Por ejemplo, el museo cuenta con guías bien preparados que instruyen a las personas que desean hacer un tour. Por otra parte, los guías proporcionan información muy  interesante sobre las distintas especies de tiburones que hay.

El museo consta de 3 habitaciones y cada una de ellas cuenta con información referente a distintas criaturas del mar. En el área establecida para los tiburones se puede observar muchas estructuras que describen a estos animales.

El objetivo del museo es proporcionar conocimiento sobre algunas especies marinas, entre ellas el tiburón. El museo habla sobre el origen y el desarrollo de algunos tiburones y explica cómo viven. Eso incluye el comportamiento que mantienen, cuáles son sus presas y, en las hembras, cómo son sus procesos de gestación.

El museo de la ballena y otras ciencias del mar busca brindarles a las personas un conocimiento del mundo marino. Eso podría lograr que muchos individuos entiendan la importancia de cuidar y conservar las especies de estos animales.

Museos de tiburones en Venezuela

La isla de Margarita pertenece al territorio venezolano y es ahí donde se encuentra ubicado el museo marino. Para entrar en él y disfrutar al máximo de la experiencia que el lugar proporciona, es necesario pagar una entrada. Sin embargo, el precio de la entrada es muy accesible para todo lo que ese museo de tiburones ofrece.

El museo de tiburones es un excelente lugar que puede visitar toda la familia con el fin de recrearse. Además, la familia podrá aprender cosas nuevas. El lugar está excelentemente equipado y cuenta con muchas cosas que hacen que la visita sea extraordinaria.

Por ejemplo, tal como otros museos, ese tiene estructuras gigantes que reflejan la anatomía de los tiburones. Sin embargo, ese museo de tiburones cuenta con características singulares que los hace sobresalir significativamente del resto. Por un lado, el museo posee piscinas con animales vivos, entre esos destacan especies pequeñas de tiburones.

Ese rasgo es muy sobresaliente ya que les brinda a las personas, en especial a los niños, una verdadera experiencia didáctica. Ver a esos animales es otra manera de conocerlos y la información que tiene el museo de tiburones es completa. Dicha información permite que las personas aprendan más de estos animales y los valoren.