Si bien no existe un tiburón mascota como tal, la idea surge de querer sentirse poderoso en medio de un majestuoso animal. Ahora bien, no todos los tiburones son considerados aptos para ser mascotas; y no todas las personas están capacitadas para cuidarlos, veamos por qué.

Tiburón mascota

Cada tiburón tiene cualidades diferentes, por eso es necesario conocer que características se deben tener en cuenta a la hora de elegir un tiburón como mascota.

Descripción general de tiburón mascota

El tiburón mascotaLos tiburones son considerados mascotas exóticas, por lo que se requiere un tipo de cuidado especial por parte del dueño. Esto quiere decir, que no cualquiera puede tener un animal de estos en casa.

Aunque no siempre son agresivos con los humanos, los dientes afilados y la fuerza que tienen en la mandíbula pudieran ocasionar un grave daño de presentarse una mordida por error. Por lo tanto, antes de comprar un tiburón para ser su mascota, debe buscar la asesoría correcta de cómo mantenerlos.

Características generales del tiburón mascota

Las características del tiburón como mascota dependerán del tipo de pez que se adquiera. Por ejemplo el tiburón plata, labeo bicolor y el iridiscente son los tiburones más populares de agua dulce que se utilizan como mascotas. Estos son más pequeños que aquellos que provienen del agua salada.

Otro tiburón que se tiene en consideración como mascota es el labeo bicolor. Es un tiburón originario de Asia. No obstante, actualmente solo se consiguen en establecimientos dedicados a la venta de tiburones mascotas. La razón de que exista tanta demanda de este tiburón es su tamaño máximo es de 12 centímetros de longitud. Por lo tanto, se puede tener en una pecera.

El ejemplo perfecto de un tiburón de mascota es el tiburón plata. Su tamaño es de 35 centímetros aproximadamente si se encuentran en su hábitat natural. En el caso de los tiburones que están en cautiverio, no llegan a medir ni la mitad de esta cifra. Una particularidad es que viven en manada, por cuanto si es el elegido, deberán comprarse más de 3.

El tiburón iridiscente también fue mencionado como uno ideal para convertirse en mascota. Es el tiburón más grande de esta lista, llegando a medir hasta 1 metro de longitud. Para conservar a esta especie, se debe colocar en un acuario de 300 litros o más.

Ubicación del tiburón mascota

Los tiburones no deben colocarse en cualquier lugar. Debido a su gran tamaño, quienes decidan tener un tiburón como mascota deberá preparar el ambiente correcto para la subsistencia del animal.

Es bien sabido que para que un tiburón se sienta cómodo, el lugar donde esté debe ser de una proporción 1/5 en cuanto a su tamaño. Por ejemplo, pudiera habilitarse una piscina para que el tiburón se sienta libre de nadar en un amplio espacio.

El tipo de agua también hay que considerarla, puesto que debe cambiarse cada cierto tiempo, ya que se va almacenando suciedad y desechos que con el tiempo solo harán que el tiburón enferme. En este mismo sentido, el agua que se utilice debe ser acorde al tipo de tiburón. Recordemos que hay tiburones de agua salada y de agua dulce.

Alimentación del tiburón mascota

La condición natural de estos animales es la caza de animales vivos. Por cuanto, será necesario comprar algunos moluscos, crustáceos o peces pequeños para que estos no pierdan el hábito. No obstante, algunos pueden adaptarse a comer escamas de pescados.

Amenazas del tiburón mascota

El ser humano se ha convertido con el paso del tiempo en la amenaza principal de los tiburones. No solo porque los pescan para usarlos como alimentos, sino también para exhibirlos en acuarios o por el simple hecho de tener uno en casa.

Es así como cada vez más clases de tiburones se han unido a la lista roja de la UICN, e incluso algunos ya han sido decretados como extintos o en vía de ello. Por tal motivo, se exhorta a la comunidad en general a concientizarse sobre la vida de estos animales.

Tiburón mascota

Cada animal cumple una función en el ecosistema marino y los tiburones no son la excepción. Gracias a ellos las poblaciones de animales que se reproducen rápidamente no terminan de llenar los océanos. Por tal motivo, la existencia de estos ejemplares debe permanecer en el lugar correcto: el mar.