Actualmente, muchas especies de tiburones se encuentran en peligro de extinción y la razón principal es la pesca de tiburones. Se considera que la pesca o la caza de estos animales, constituye la principal amenaza para su conservación.

Razones principales por las que se realiza la pesca de tiburones

La caza o pesca de tiburones recientemente está teniendo mucha atención por parte de algunas entidades gubernamentales. Aunque es una práctica que se considera reciente, ha adquirido mucha popularidad y es necesario detenerla a tiempo.

Existen diversas razones por las cuales la pesca de tiburones sigue aumentando considerablemente con el paso del tiempo. La mayoría de las razones tienen fines económicos. Por el contrario, otras motivaciones se basan en el miedo, muchas veces infundado, de los humanos hacia los tiburones.

La pesca de tiburones

La pesca de tiburones para conseguir sus aletas

Esa es uno de los motivos principales por los cuales se produce la pesca de tiburones. Las aletas de estos escualos se utilizan con un fin gastronómico. Las aletas de tiburones se consideran un ingrediente esencial de un exquisito y costos plato de sopa.

Los pescadores cazan a los tiburones, les cortan sus aletas y, generalmente, los tiran de nuevo al mar. Es un práctica  muy cruel y, lamentablemente, bastante común en muchas partes del mundo.

La pesca de tiburones para su exterminio total

Muchos estudios demuestran que los tiburones no constituyen una significativa amenaza para los seres humanos. Sin embargo, estas criaturas tienen muy mala fama y hay personas que hasta les tienen fobia.

Por esa razón, no muchos se animan a apoyar campañas que pretendan conservar a los tiburones. Por el contrario, hay individuos que apoyan por completo la pesca de tiburones con el objetivo de exterminarlos por completo. Creen que de esa forma habrá seguridad en las aguas y no se producirán más ataques por parte de ese depredador.

La pesca de tiburones para el aumento de la pesca comercial

Muchos pescadores ven a los tiburones como auténticas amenazas para sus empleos. Consideran que, si eliminan a los tiburones, tendrán la posibilidad de atrapar más peces y ganar mayores cantidades de dinero.

Además de “beneficiar” la pesca comercial, la pesca de tiburones también se produce con otros fines económicos. Por ejemplo, su piel se usa para la fabricación de lijas y otras herramientas.

El dinero siempre ha motivado al ser humano a actuar en contra de otros seres vivos. Esa no es la excepción en la pesca de tiburones. Sin importar los motivos específicos, la caza de tiburones tiene todo tipo de fines lucrativos.

Lugares donde se produce en abundancia la pesca de tiburones

En muchos lugares del mundo la pesca de tiburones es ilegal. Esto sucede porque se desea conservar la supervivencia de las distintas especies de tiburones que habitan en las aguas. Sin embargo, a pesar de ser una actividad ilegal, la pesca de tiburones sigue ocurriendo en esos países.

Por otro lado, existen países que sí permiten la pesca de estos escualos y, lo que es peor, la promueven. Eso ocurre porque, en muchas partes, la pesca de tiburones constituye una base importante del sistema económico del lugar.

Indonesia

Es el país de todo el mundo que tiene la fama de capturar la mayor cantidad de tiburones. Esto se debe a la inmensa variedad de especies de tiburones que albergan o albergaban las aguas indonesias. Se calcula que, en promedio, Indonesia es responsable del desembarco de hasta cincuenta mil toneladas de tiburón.

Para muchos pescadores indonesios, la caza de tiburones constituye su medio de vida, por eso el gobierno no interviene por completo. Sin embargo, la comunidad internacional ha intentado presionar a Indonesia para que acabe con esa gran problemática.

Es importante recordar que los tiburones ocupan un importante lugar en la cadena alimenticia. Por esa razón, su desaparición total afectaría gravemente los ecosistemas.

España

A pesar de que ese país prohibió la pesca de tiburones, sigue siendo uno de los mayores exportadores de aletas. Se puede decir que España ocupa el segundo puesto en la lista de países con la mayor pesca de tiburones.

Dicha actividad es ilegal y podría ser sancionada con costosas multas o días en la cárcel. Sin embargo, las licencias o permisos que se otorgan a algunos barcos del país facilitan la pesca de tiburones.