Los tiburones son depredadores que poseen unos sentidos muy desarrollados. Los sentidos de los tiburones hacen que, puedan localizar a sus posibles presas, aunque se encuentren a largas distancias o se oculten. Por eso es interesante analizarlos.

Los sentidos de los tiburones: Esenciales para su supervivencia

Cada tiburón esta dotados por siete sentidos, muy desarrollados. A continuación, se definirán.   

Visión

Los tiburones en términos generales poseen una muy buena visión. Sin embargo, esta puede variar con las condiciones del habitad donde viven cada uno. Es decir, por ejemplo, cuando un tiburón vive en grandes profundidades su vista se agudiza, pero si no ésta es menos desarrollada.

Por otro lado, los tiburones no pueden distinguir muy bien las formas, por lo que, puede confundir un pez colorido (que puede ser su alimento) con un surfista.  Estos también poseen desarrollados métodos para poder amplificar la luz con más eficiencia que cualquier otro mamífero.

Sus ojos se encuentran posicionados a los lados, aportándoles un mayor campo de visión. Sus ojos se dilatan con la cantidad de luz que haya. Además, algunos poseen una especie de parpados con los cuales protegen sus ojos cuando atacan a su presa o son atacados.   

Olfato

El olfato es uno de los sentidos de los tiburones que se encuentra más desarrollados. Los tiburones poseen la capacidad de distinguir olores diez mil veces mejor que una persona. Según algunos investigadores, 2/3 del cerebro del tiburón se encuentran diseñados para la función de este sentido.

Por otra parte, los tiburones son capaces de percibir la sangre a grandes distancias. Esto le indica que existen presas fáciles. Estos solo buscaran la fuente del olor si tienen hambre, de lo contrario, no se molestarán en hacerlo. También son animales muy curiosos, y en algunas ocasiones se han encontrado con la nariz fuera del agua por los cambios que puede haber en su entorno.

Gusto

Este es uno de los sentidos de los tiburones que no ha sido muy estudiado. Sin embargo, los tiburones suelen morder un pedazo de su presa antes de llegarla a consumir completamente, de este modo, pueden saber si se puede consumir o no. Si no le es agradable, no lo consumirán y ni volverán a consumir el mismo alimento.

Tacto

Entre los sentidos de los tiburones encontramos su tacto, este se puede presentar en ciertas etapas. Y funciona como en los seres humanos.

Electrorecepción: uno de los sentidos de los tiburones que los distinguen

Uno de los sentidos de los tiburones más llamativos son la capacidad que tienen de poder detectar los campos eléctricos que emiten los demás seres. Esto lo hacen mediante las Ampollas de Lorenzini.

Estas ampollas son un órgano sensorial, que está compuesto por un canal que es alargado y se encuentra relleno de una sustancia gelatinosa y una ampolla que finaliza en un pequeño poro. Estos se encuentran ubicados en la cabeza del tiburón, específicamente en su hocico. Estos solo logran funcionar en un rango de pocos centímetros.

Oído

En el agua el sonido viaja mucho más rápido. Es por esto, que el oído es uno de los sentidos de los tiburones fundamental para estos. Estos pueden percibir muy bajas frecuencias. Y reaccionan ante ellas. Estas pueden ser emitidos por animales heridos o enfermos. Esto también permiten que puedan localizar con una gran precisión a posibles opresas a grandes distancias.

Sensores de presión

Se posee dos partes. Por un lado, se encuentra la línea lateral: este comprende desde la cabeza hasta la aleta caudal. Allí se hayan células sensoriales que poseen una sustancia que es gelatinosa, incrustadas en el cuerpo y conectado a la piel por pequeños poros. Esta sustancia permite la conducción de las ondas del choque hasta las llamadas células sensoriales.

Por el otro lado, está el órgano pozo: que consta de 2 dentículos de un gran tamaño que cubre un bolsillo pequeño que esta sobre la piel. en este bolsillo se encuentra, en su parte inferior varias células ciliadas. Se encuentran en la espalda, costados y en la mandíbula inferior. Este tiene la función, aunque no es conocida exactamente, para registrar los estímulos mecánicos.

Depredadores hábiles gracias a sus sentidos

Todo lo mencionado anteriormente, muestra que los sentidos de los tiburones son depredadores muy hábiles. Ya que sus sentidos son muy desarrollados lo que los ayuda a la hora de cazar a sus presas. Además, los ayuda a prevenir peligros y adaptarse a los cambios que puede haber en su habitad.