Siempre el humano ha pensado en las diferencias de que hay entre los tiburones y delfines. Por ejemplo, tanto en el aspecto físico, comportamiento y carácter. En esta publicación informativa se especificará más detalladamente sobre estos temas.

Comparativa: tiburón contra delfín: aspectos físicos y comportamiento

Aquí se explicarán diferencias simplemente visibles a la vista humana entre el tiburón y el delfín.

Comparativa: tiburón contra delfín: aletas

El típico tiburón tiene diferentes tipos de aletas, y para especificar, 6. Tiene una aleta más atrás de su cabeza, una más cercana a su cola trasera en la parte posterior. También, un par de aletas más en la zona pectoral. Y por último una aleta anal.

En el caso del delfín tiene 3 diferentes tipos de aletas. Las aletas de la zona pectoral, aleta dorsal y las de la cola. Pero quizás las personas se preguntan, que de qué material están hechas las aletas del tiburón y del delfín.

En el caso de las aletas del tiburón están formadas de cartílago, como el esqueleto de los demás peces. En cambio, las aletas pectorales de los delfines son de material óseo, mientras que la dorsal y la cola son de carne fibrosa.

Comparativa: tiburón contra delfín: Branquias

El tiburón tiene unas aperturas en la parte de arriba de su cabeza, cosa que son las branquias. Por el contrario, el delfín tiene un orificio por el cual respira aire y llega hasta sus pulmones. Pero ¿Cómo lo hace? Va hasta la superficie, toma una bocanada de aire y vuelve a sumergirse en el agua. Y todo lo mencionado, es debido a que el delfín es un mamífero.

Sin embargo, en el caso de los tiburones toman el oxígeno del agua mediante sus branquias.

Comparativa: tiburón contra delfín: alimentación

Por el hecho de que los delfines son mamíferos desde pequeños, cuando nacen toman leche materna. Cosa que les convienen a ellos por que es abundante en proteínas y grasa, lo que le ayuda a las crías a crecer bien formadas. Pero con el pasar del tiempo las crías van creciendo, a su vez, va cambiando su alimentación. Hasta que llegue a ser un delfín adulto deberá cambiar la leche por un alimento que más lo nutra.

Las mandíbulas de los delfines están llenas de dientes pero no los usa para masticar. Más bien, los usa para desgarrar a su presa y así digerir el pedazo entero de comida.  Los delfines exigen de sus alimentos que sean peces que sean fáciles de encontrar por donde más habitúan. Además, invertebrados y clamares, como también crustáceos.

La alimentación del tiburón varía mucho, en numerosas especies. Por ejemplo, los cangrejos, tortugas, marsopas, focas, mamíferos acuáticos, marsopas, caracolas, entre otros. Y en cuestión del tiburón tigre, come lo que quiere sin importar de qué especie o alimento se trate.

Comparativa: tiburón contra delfín: reproducción

El tiburón lega a ser maduro cuando hayan pasado 10 años, desde entonces puede copular a la hembra. En el caso de esta, madura sexualmente entre los 15 y 18 años llegando a medir unos 5 metros. Aunque en el caso del varón, mide unos 4 metros de longitud.

El apareamiento es como el de algunas especies que vemos en el reino animal, es violenta. El varón, sujeta a la hembra mordiéndola fuertemente, como si fuera que la está obligando. Además, no la suela hasta que termine la cópula. Por ello, no se extraña que la hembra se le vea con grandes cicatrices.

Cabe señalar, que su tiempo de vida es de 20 a 30 años ya que cuando el la cría nace se independiza rápidamente de su mama. Por lo tanto, hay altas probabilidades de que no llegue a ser adulto por ser devorado por depredadores más grandes.

El acto sexual de los delfines suele ser breve y en repetidas ocasiones en un corto tiempo. Los machos, entonan sonidos que les gusta mucho a la hembra, atrayéndolas con melodías agradables a su oír.

Comparativa: tiburón contra delfín: amenazas

En las últimas décadas, la pesca de este animal ha incrementado considerablemente. A veces los pescadores, que atrapan a estos tiburones, por ejemplo, el tiburón blanco, son de poco uso comercial. Por lo tanto, se trata de pescas innecesarias.

En cuanto a los delfines tienen pocas amenazas naturales que pongan en riesgo su existencia. Sin embargo, las especias más pequeñas de delfines la orca sería un depredador que las ataca para comérselas. Como también, el tiburón toro, tiburón tigre o hasta el mismo tiburón blanco.

Especies majestuosas

Cualquier cosa que se hable sobre estas grandes especies, se pueden observar cosas buenas de ellas. Contribuyen al equilibrio del funcionamiento adecuado de la naturaleza. En este caso, del reino marino.